Eley Grey

La educación y la visibilidad son las herramientas para conseguir la naturalidad

Recuerdos de Ester

Corro lento, ando rápido. Llego tarde, como siempre. Avanzo por la acera recordando sus últimas palabras: “Enseguida vuelvo”. Recuerdo su sonrisa mientras me hablaba. Evoco a Ester ahora, a punto de cruzar la calle, al ver esta moto pasar. Parpadeo, las pestañas pesan demasiado hoy. He dormido mucho, aunque he dejado de soñar. El humo del tubo de escape se materializa y se me antoja su cara. Ese rostro angelical abrazando sus acuosos ojos de mar.

recuerdos de ester Eley Grey

Llego tarde y tengo que aprender que ya no está. Me obligo a recordar que se marchó para siempre, pero no puedo evitar pensar en sus manos cuando llego al edificio. Toco al timbre, y me contesta una voz muy familiar. Me parece la de ella. Por un segundo las costillas chocan contra mi pecho en un golpe de emoción. Subo corriendo las escaleras y empujo la puerta con fuerza. La muchacha del mostrador me da las buenas tardes y me invita a esperar. Su dicción es similar, algo en el final de las palabras evoca serenidad en mí. Respiro hondo y la vuelvo a imaginar. Creo que iré al baño. Me miro en el espejo y observo mi lunar. “Ese lunar es mío”, recuerdo su canción. Vuelvo a la sala de espera. “Ya puede pasar, señorita Silvia”, me indica la chica. Cuento los pasos hasta la habitación: cuatro, como los años que vivimos juntas.

—Hola, Silvia, buenas tardes.

—Creo que ya estoy mejor, doctora, no he vuelto a soñar. Estoy recuperada, ¿verdad?

—Veamos, ¿has tomado las pastillas?

—Sí, señora.

—¿Y dices que no has vuelto a soñar?

—Así es.

—De acuerdo. Veamos, cuéntame qué has hecho esta mañana, Silvia.

—Lo de siempre, arreglar un poco la casa y sacar al perro.

Tras millones de preguntas acabamos la sesión. Por fin me ha dado el alta. Me alegra saber que estoy curada, que ya no la recordaré más. Aunque me da pena no volver a ver a la doctora, tiene la misma boca que Ester.

Anuncios

2 comentarios el “Recuerdos de Ester

  1. Estela R. G.
    16/02/2016

    Muy curada, sí, se le nota… Jajajaj!!! Me ha gustado ese toque final.
    Un saludo.

    • eleygrey
      16/02/2016

      La cura del mal de amores también depende del prisma desde el que se mire. 😉 jejeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 11/02/2016 por en literatura y etiquetada con , , , , , , , , , , .

BOOKTRAILER LAS MUJERES DE SARA

Síguenos en Twitter

Que se nos casa Marta... __________
#despedida #soltera #salir #noche #castillo
Follow Eley Grey on WordPress.com

Comunidad Eley Grey

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 5.174 seguidores

Temas de búsqueda

LICENCIA CREATIVE COMMONS

Licencia de Creative Commons
eleygrey.wordpress.com by Eley Grey is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://eleygrey.wordpress.com/.

Eley Grey

Que se nos casa Marta... __________
#despedida #soltera #salir #noche #castillo

Estadísticas del blog

  • 34,324 visitas

Compartiendo las historias

Desde el lugar más bello del mundo
A %d blogueros les gusta esto: