Eley Grey

La educación y la visibilidad son las herramientas para conseguir la naturalidad

EL “TAPERSEX”

El viaje empezó en el minibús a las diez de la mañana.

La novia, con los ojos vendados, fue conducida por la marea de amigas, primas y tías hasta el pequeño medio de transporte que nos llevaría a la playa de la Malvarrosa. Ya subidas en el vehículo, una canción tras otra y cientos de vítores de “Viva la novia, y que viva, y que viva, y que viva”  a través de un megáfono de juguete, inundaron los siete kilómetros de distancia que teníamos que recorrer.

Durante aquella mañana, el alcohol, las risas y los chistes fueron los protagonistas, y por supuesto, la amiga de la novia que no soltaba aquel chisme intensificador de sus lascivas frases ni aunque la mataran.

A medio día, todo parecía ir tal cual lo planeado y mi hermana estaba radiante. Madre, primas, hermana, cuñada y una veintena de amigas pendientes de ella y deseando que pasara un día emocionante lleno de sorpresas. Todas  compinchadas por un mismo bien común: fabricar multitud de anécdotas para ser recordadas en las futuras y sucesivas cenas y reuniones.

Después del postre, y coincidiendo con el café, llegó el momento temido por mi mujer: tocaba el tuppersex. Ella suele ser muy pudorosa y siempre se muestra temerosa ante mis preguntas, pues bien es cierto que pueden llegar a comprometer al más osado y sinvergüenza vendedor.

Tras su breve presentación, la representante de aquellos juguetes, lubricantes y vibradores nos comunicó que sólo tenía una hora para hacer la demostración y nos rogó que no la entretuviésemos. Los líquidos de sabores estimuladores de la libido fueron los que encabezaron la exposición. Le siguieron las esposas y, a continuación, los vaporizadores de feromonas que atraen al sexo opuesto. Y ahí es donde tuve que intervenir.

—Disculpa, ¿y qué pasa si no quieres atraer al sexo opuesto? —la interrumpí.

—¿Cómo? No, mira —en este momento la chica dirigió una mirada asesina hacia mi persona y me habló como si lo hiciera a una niña de ocho años—, tú te pones este spray que contiene feromonas femeninas y atraes a los hombres.

—Ya —le contesté—, te he entendido perfectamente, pero es que NO quiero atraer a ningún hombre.

En este punto, ella me miró con cara de estreñida y el resto de la mesa dejó de respirar.

—Mira —continué animada por el silencio general—, es que yo soy lesbiana, ¿sabes? Y es por eso que no tengo el más mínimo interés en atraer a ningún hombre. ¿Qué spray me tengo que poner para atraer a mu-je-res? —lo pronuncié así, separando cada sílaba.

Silencio.

Más silencio.

—Pues te pones feromonas masculinas y así atraerás a mujeres.

—Ah, pero es que yo no soy un hombre —empecé a indignarme—. Así sólo atraería a mujeres heterosexuales, y para que eso funcionara, digo yo que tendría que ser hombre. Si me pongo eso, no atraeré a ninguna mujer lesbiana.

—No… —dudó por una décima de segundo—, es que el sexo no tiene que ver nada con la sexualidad.

Vaya con la enrollada vendedora telofollastodoconestoqueteofrezco, me lo acababa de enredar todo aún más. Como si la sexualidad no fuera ya suficientemente complicada de por sí, allí estaba ella añadiendo teorías sacadas de no se sabe qué manual o revista barata. Ante semejante afirmación y temiendo liar más el asunto, pero sobre todo porque de reojo pude observar la mirada temblorosa de mi mujer, decidí hacerme la tonta y darle la razón a la rubia hiper-decolorada.

El resto de la tarde pasó entre burbujas del spa y espumoso cava. Una cena ligera, entre bromas y recordatorios de los mejores momentos del día puso el punto final a una despedida de soltera divertida y original.

Al llegar a casa, todavía podíamos sentir los efectos del alcohol ingerido durante todo el día pero el cansancio había empezado a desaparecer como por arte de magia. Mi mujer se puso cariñosa y una cosa llevó a la otra. Cuando quise darme cuenta, estaba en la cama con un aparato entre las piernas.

—¿De dónde coño has sacado esto? —le pregunté.

—Digamos que lo tomé prestado esta tarde.

—Pero, ¿lo has robado? —estaba alucinando, no es propio de ella.

Me miró fijamente a los ojos, me besó en la boca y me dijo:

—Nadie da una contestación a medias a mi chica y mucho menos la trata como a una estúpida. Esa rubia se lo ha buscado.

tubo orgasm

Anuncios

3 comentarios el “EL “TAPERSEX”

  1. La Maquinista
    18/06/2014

    Hola Eley, he leído con atención tu artículo, hace un par de años que hago reuniones de tuppersex y nadie me había hecho esta pregunta, también es verdad que no vendo feromonas, pero la verdad no sabría que contestar… como a tantas cosas en esta vida que desconozco supongo que te habría dicho la verdad “no tengo idea” y que lo investigaría, aunque no fue a mi a quien le hiciste la pregunta, aquí te dejo la respuesta que me ha parecido mejor, http://elsyreyes.com/feromonas-como-sistema-de-atraccion-gay/ espero sea de utilidad para ti y para todos los que tenemos esta misma duda… Un Saludo.

    • eleygrey
      18/06/2014

      Hola Maquinista, gracias por tu comentario. Todo lo que aparece en la entrada es real, así como la respuesta que se me dio. Me alegra que más gente tenga la misma pregunta y voy a leer con atención la información que enlazas en tu comentario.

      Saludos

  2. eleygrey
    21/07/2015

    Reblogueó esto en Eley Grey.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 07/06/2014 por en Uncategorized y etiquetada con , , , , , , , , , , .

BOOKTRAILER LAS MUJERES DE SARA

Síguenos en Twitter

Y así desde las 7 de la mañana (en La foto falta el bebé nuevo porque a esas horas no lo encontrábamos)
__________________________
#verano #juguetesnuevos #animallover #educación #crianza  #alimentación #veggie #crueltyfree
Follow Eley Grey on WordPress.com

Comunidad Eley Grey

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.943 seguidores

Temas de búsqueda

LICENCIA CREATIVE COMMONS

Licencia de Creative Commons
eleygrey.wordpress.com by Eley Grey is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en https://eleygrey.wordpress.com/.

Eley Grey

Y así desde las 7 de la mañana (en La foto falta el bebé nuevo porque a esas horas no lo encontrábamos)
__________________________
#verano #juguetesnuevos #animallover #educación #crianza  #alimentación #veggie #crueltyfree

Estadísticas del blog

  • 32,901 visitas

Compartiendo las historias

Desde el lugar más bello del mundo
A %d blogueros les gusta esto: